Género

Homofobia en el tren

Otro caso de discriminación se dio en los últimos días en el tren Mitre cuando un guarda intentó bajar a una pareja de chicas por besarse.

img-14491418731

Un guardia del tren Mitre intentó bajar a una pareja de chicas jóvenes porque se besaron  los pasajeros, lo acusaron de discriminador. El guardia llamó a un oficial de Gendarmería para que obligara a bajar a la pareja y también a quienes quisieron impedirlo.

Una de las presentes grabó la escena con su celular e increpó al guardia: “¿Son anormales, estás diciendo?”. También se escucha una voz que grita: “¡Pero no están haciendo absolutamente nada!”. Desde la empresa reconocieron que la situación existió, pero no dieron detalles sobre el día y la hora.

La escena que quedó registrada en un video, y fue difundida a través de las redes sociales.

En tanto, la empresa Trenes Argentinos emitió un comunicado lamentando lo sucedido y se comprometió a capacitar a sus empleados para que respeten las libertades individuales “colocando énfasis en temas de género y diversidad”.

César Cigliutti, Presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo que “Para enfrentar estos actos violentos de homo-lesbofobia necesitamos la modificación de la Ley Antidiscriminatoria. Resaltamos la reacción de los pasajeros que enfrentaron al guardia y a la discriminación y el valor de las redes sociales como instrumento de denuncia. También vemos con alarma el aumento significativo de esta clase de episodios, como así también las denuncias que recibimos en la CHA en relación a casos similares. La violencia ejercida tanto por parte del personal del tren Mitre como de “La Biela” como por la policía y la gendarmería, no sólo viola las leyes del Estado argentino, sino que además mancilla la convivencia en la diversidad que tanto trabajo costó alcanzar.

Insistimos en que estas cosas ocurrían cuando empezamos en 1984, y no pensamos volver a ese pasado de discriminación.”

Pedro Paradiso Sottile, Secretario de la CHA dijo que “Debemos repudiar y denunciar todo acto de criminalización, discriminación y exclusión hacia nuestra comunidad LGBTI. En un claro acto discriminatorio, misógino y lesbofóbico, quisieron expulsar a una pareja de mujeres de un tren, que ademas es un servicio público. Algo que no vamos a permitir nunca más, violencias que no pueden ocurrir de ninguna manera en nuestro país en base a las orientaciones sexuales e identidades de géneros, como sus expresiones. Las autoridades deben actuar de forma urgente para respetar el mandato constitucional de igualdad y no discriminación, promoviendo el efecto a ser diferente y la diversidad.”