Vida comunal

Fuerte rechazo al «negocio inmobiliario» en la Costanera Sur

Legisladores porteños del Frente de Todos (FDT) reiteraron este viernes su crítica al convenio firmado por el Gobierno porteño con la empresa IRSA.

Legisladores porteños del Frente de Todos (FDT) reiteraron este viernes su crítica al convenio firmado por el Gobierno porteño con la empresa IRSA para levantar torres en la Costanera Sur al calificar al emprendimiento como «un meganegocio inmobiliario» que no resuelve el problema habitacional de la Ciudad y que ocasionará «la pérdida del acceso al Río de la Plata».

Distintos integrantes del bloque opositor manifestaron su rechazo tras la aprobación inicial de este jueves, en la Legislatura, al acuerdo urbanístico entre la administración porteña y la empresa de bienes raíces, que obtuvo 37 votos positivos de la bancada oficialista de Vamos Juntos; que reúne al PRO, la Coalición Cívica y Confianza Pública; acompañada por las fuerzas aliadas de UCR-Evolución y el Partido Socialista.

Por su parte, la legisladora Claudia Neira, consideró que con el convenio urbanístico, «el Gobierno porteño le está otorgando a IRSA un permiso para construir más de lo que tenía permitido a cambio de una contraprestación. Es un emprendimiento privado incentivado por una norma que le da el Estado para generarle una ganancia».

«No se entiende por qué otorgan un incentivo a una construcción al lado de Puerto Madero, un barrio donde hay un 40% de viviendas vacías», remarcó.

El convenio urbanístico que obtuvo un primer aval legislativo contempla un cambio en las normas que rigen los suelos del predio de 71 hectáreas de la Costanera Sur, donde se iba a levantar la Ciudad Deportiva Boca Juniors y que pertenece a IRSA, para habilitar la construcción de torres de hasta 145 metros de altura, es decir, unos 45 pisos.

Fuente: Télam