Cultura

Filete porteño: patrimonio cultural inmaterial de la humanidad

Así fue declarado luego de que la UNESCO aprobase la postulación realizada por el Ministerio de Cultura. En este marco, el próximo domingo 6 se realizarán en el Obelisco una serie de actividades.

El Filete porteño fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. La postulación fue presentada en 2014 por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires y la decisión surgió de la décima reunión del Comité Intergubernamental de Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial que se desarrolla en Namibia.

“En el 2009 logramos incluir al Tango en el catálogo del patrimonio cultural mundial y ahora es el turno del Filete, una expresión singular y representativa de la Ciudad de Buenos Aires, y por extensión del país, que la convierte en referente de la identidad porteña y nacional. Esta declaración ayudará a potenciar y promocionar esta tan peculiar técnica pictórica y además obliga al estado a proteger la actividad y realizar acciones para desarrollarla. Esta distinción que nos otorga hoy la UNESCO es un enorme orgullo para la cultura popular argentina” destacó Hernán Lombardi, Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

En la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO, el país solo inscribió al Tango en el año 2009, en una presentación conjunta con Uruguay, que también fue impulsada por el Ministerio de Cultura de la Ciudad. En el caso del Filete es la primera propuesta Argentina que llega a ser declarada.

Esta presentación ante la UNESCO se realizó a partir de un trabajo conjunto entre diversos integrantes de la comunidad involucrada y un equipo de antropólogos, sociólogos y realizadores audiovisuales del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. La tarea, abordada desde distintas modalidades (talleres de debate y reflexión, observación de procesos de trabajo en espacios y soportes diversos, entrevistas y filmaciones) permitió establecer la caracterización del elemento propuesto y su significación social en tanto lenguaje visual que expresa contenidos y valores identitarios y, por ende, estimula su apropiación por distintos grupos socio-culturales. Así, aportó también a la sensibilización y concientización sobre la importancia del Patrimonio Cultural Inmaterial en general.

Para celebrar esta designación, el próximo domingo 6 de diciembre se realizarán en el Obelisco una serie de actividades. El evento comenzará a las 17, al ritmo de la murga en la Plaza de la República. Allí habrá una muestra con piezas originales de Filete del Museo de La Ciudad y colecciones particulares, que incluye obras de Martiniano Arce, Jorge Muscia, Memo Caviglia, entre otros artistas. Además se exhibirán colectivos y camiones filetados y distintos fileteadores contemporáneos realizarán este oficio en vivo. A las 19, se presentará la Orquesta de Tango de la Ciudad de la Buenos Aires. Más tarde el Obelisco será parte de una performance multimedia sobre el Filete porteño y a partir de las 21 se realizará una gran milonga abierta con DJ Vivi La Falce y clases de Tango.

Por otra parte, desde el viernes y en simultáneo con los festejos, se podrá visitar la exposición del Filete porteño en las instalaciones del Polo Bandoneón, ubicado en Puente Alsina. El Museo de la Ciudad, responsable de la salvaguarda del filete porteño, expone una veintena de filetes que recorren históricamente la evolución del mismo desde los maestros fileteadores Luis Zorz, Enrique Brunetti, Carlos Carboni, entre otros. La entrada es gratuita.

EL FILETE EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

El estilo pictórico del filete porteño está ligado a la ciudad por: 1) sus ornatos y volutas inspirados en molduras y herrería de la arquitectura de estilo francés que abunda en la ciudad; 2) su iconografía que recupera personalidades destacadas de la cultura porteña y argentina; 3) su tradicional vínculo con el tango y más actual con la murga (filete sobre bombos y levitas).

Por tratarse de un oficio, que responde a las exigencias de quien lo demanda (otro trabajador), el filete recoge símbolos de devoción popular como escudos de los clubes de fútbol, ídolos de la música o íconos religiosos; y también cristaliza frases, refranes y sentencias del saber popular. A diferencia de la técnica, estos elementos son los que muestran mayor variación a lo largo del tiempo, porque recogen los usos preponderantes en cada época.

Actualmente, los barrios con más filete son San Telmo, la Boca, Boedo y el Abasto. El hecho de que sean filetes actuales muestra la vitalidad de la práctica.