Política

«Este camino iniciado en 2019 no se va a alterar»

El presidente Alberto Fernández encabezó su primer acto después de la derrota en la PASO, allí destacó la necesidad de respaldar el desarrollo de la industria nacional y el papel del Estado en la promoción de la economía.

El presidente presentó el proyecto de ley de Compre Argentino y sostuvo que «la ley refleja el espíritu del Gobierno. Para nosotros la industria es el motor central de la economía y queremos que ocupe un lugar preponderante porque genera trabajo formal, sobre todo para la pequeña y mediana empresa que tiene que saber que el Estado está atento a sus necesidades», dijo el Presidente el día posterior a la derrota electoral en la PASO, hecho al que no se refirió en el encuentro.

Y agregó en la misma línea: «Este camino que iniciamos en 2019 no se va a alterar». «¿Por qué estamos promoviendo una ley de compre nacional? Porque el 13% del PBI argentino está representado por el Estado y si tenemos semejante volumen en la capacidad de compra del Estado cómo no vamos a priorizar al capital argentino. Muchos que no piensan como nosotros han entendido que estos privilegios no corresponden porque restan la competencia y yo lo que digo siempre es que no tenemos que ser tontos. Cuando un funcionario norteamericano viaja al exterior está obligado a alojarse en un hotel de capitales norteamericanos. También lo hacen Francia e Israel. ¿Eso está mal? No, está bien», dijo Fernández.

Y agregó: «Nada hay más importante que el desarrollo argentino y si tenemos que introducir pequeños privilegios tenemos que hacerlo. Está bien y confío en que no se altere el camino que iniciamos en 2019 y celebro que esta ley sea motivo de un debate abierto».

Lo precedió en el uso de la palabra el ministro de Producción, Matías Kulfas, quien se refirió en detalle a la letra de la ley y en la primera fila estuvo sentada la primera dama, Fabiola Yáñez. Aunque había mucha expectativa respecto de los cambios que podían anunciarse, producto de la derrota en los comicios de este domingo, el Presidente no dijo una sola palabra sobre el tema.

La Ley actual (27.437) que fue sancionada en 2018 cuenta con grandes limitaciones para que el Estado pueda utilizar su poder de compra como herramienta para el desarrollo. Se espera con estas modificaciones generar 30 mil nuevos empleos privados, fomentar la inversión de 40.000 millones de pesos anuales adicionales en investigación, desarrollo e innovación al año, y ahorrar 300 millones de dólares de divisas anuales.

Entre los objetivos de la nueva ley, se pueden mencionar los siguientes:
Promover una mayor participación de la industria nacional en las compras públicas.
Generar un aumento en el empleo.
Promover inversiones y transferencias de tecnología hacia los sectores de la economía nacional con mayores capacidades tecnológicas y productivas
Estimular y regular el rol de las compras públicas en la innovación y en el agregado de valor en sectores estratégicos.