Género

Escrache lésbico en la estación de Once

Se realizó durante el fin de semana para visibilizar el ataque lesbofóbico que sufriera una pareja el 31 de agosto pasado en un viaje de Moreno a Morón. Pegaron carteles y se besaron en público para concientizar sobre las prácticas discriminatorias que aún perduran en nuestra sociedad.

Escrache en la Estación Once. (Foto - Anred)
Escrache en la Estación Once. (Foto - Anred)

El sábado pasado un grupo de activistas se reunió en la estación de trenes de Plaza Once, para visibilizar y repudiar el ataque lesbofóbico que sufrió una pareja de chicas durante un viaje en tren.

El hecho ocurrió el pasado domingo 31 de agosto, cuando dos mujeres , integrantes de la Mesa por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito del Oeste subieron en la estación de Moreno al tren y mientras se besaban, escucharon por el altoparlante del vagón –y, de todos los vagones de la formación- frases violentas y agresivas como: “Bueno chicas, paren”, “inviten”, “dejen un poco”, “hay criaturas”.

“La agresión machista continuó con el mismo tono acosador y el mismo grado de violencia durante todo el recorrido, hasta que descendieron del tren en la estación de Morón. Fueron casi 30 minutos de un acoso impune que salía de la cabina del maquinista pero encontraba la complicidad de todo el personal de la línea, que no hizo nada ante tantos agravios”, describieron en un comunicado varias organizaciones.

“Denunciamos otra vez la lesbofobia violenta (y a veces asesina) que sufrimos las mujeres que decidimos hacernos cargo de nuestras elecciones sexuales disidentes y satisfacer nuestro deseo en el tren, en la plaza o en la calle, como lo hace libremente cualquier pareja heterosexual. La misma violencia patriarcal y heteronormativa lleva a que tantas otras mujeres vivan su sexualidad de forma reprimida, buscando satisfacer un deseo ajeno, patriarcal y masculino, cercenando la posibilidad de su propio placer”, concluía el comunicado

La actividad se realizó para repudiar ese hecho en particular, un acoso lesbofóbico cometido por el personal del transporte público, pero también para denunciar que esa violencia está presente en la cotidianidad contra las elecciones sexuales disidentes.

“Para denunciar la complicidad de la empresa ante los actos de violencia machista, para que sepan que estamos organizadxs, que somos muchxs y estamos unidxs, porque no vamos a ceder ni un centímetro nuestros derechos conquistados, porque el machismo mata: Escrache en la estación de Once. Todxs al Sarmiento para decirle no a la lesbo-trans-homo fobia” era la invitación a participar.