Sociedad

El zoológico porteño más cerca de cerrar sus puertas

El legislador Ramal sostiene que “el Gobierno debe hacerse cargo de la gestión y garantizar la continuidad laboral de todos los trabajadores y la reincorporación de los despedidos represaliados por denunciar las condiciones indignas de los animales”.

El zoológico porteño podría cerrar sus puertas, tras las reiteradas denuncias de trabajadores que alertaron por el mal estado de los animales y los problemas edilicios.

Según fuentes de la Ciudad el proceso llevará su tiempo dado que no se pueden trasladar a los animales sin que se adapten a un nuevo hábitat.

En octubre pasado trabajadores realizaron una protesta y denunciaron la falta de mantenimiento edilicio y la escasez de personal. A ello se sumaron las denuncias de distintas ONGs sobre el cuidado de las especies, ante el fallecimiento de algunas de ellas.

Asimismo, frente a estas versiones, el Legislador Marcelo Ramal del Frente de Izquierda reclamó la inmediata salida del concesionario, la continuidad laboral para todos los trabajadores y la reincorporación de los despedidos.

“Luego de las denuncias de vaciamiento, maltrato animal y laboral hechas por los trabajadores, el Gobierno anunció el cierre del Zoo pero no explicitó ningún plan para su reconversión. Planteamos que el anuncio de cierre debe abrir paso a una deliberación pública sobre su destino”, afirmó el legislador del Frente de Izquierda.

“En primer lugar planteamos la anulación inmediata del concesionario Jardín Zoológico SA responsable del vaciamiento y el maltrato animal y laboral denunciado por los trabajadores -que deben ser investigados-. El Gobierno debe hacerse cargo de la gestión y garantizar la continuidad laboral de todos los trabajadores y la reincorporación de los despedidos represaliados por denunciar las condiciones indignas de los animales”, continuó Ramal.

“Desde el Frente de Izquierda reclamamos el tratamiento inmediato en la Legislatura de los proyectos que prevén la reconversión del Zoo en un parque ecológico con fines educativos y para la recuperación de especies, garantizando la continuidad laboral de la planta de trabajadores y terminando con el maltrato a las especies que allí habitan” finalizó.