Cultura

El sur de la ciudad tendrá un centro cultural dedicado al tango

Polo Bandoneón estará ubicado en el Puente Alsina, en el barrio porteño de Pompeya. La responsable de este proyecto es la bandoneonista Carla Algeri y es regenteado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

Carla Argeri es la responsable de la idea.
Carla Argeri es la responsable de la idea.

Comenzó la segunda etapa de la puesta en marcha del centro cultural de tango Polo Bandoneón.

El objetivo es la preservación del tango como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad; preservar la orquesta típica, el lenguaje del tango, la escuela de luthería, y la promoción de talleres.

El centro cultural estará ubicado en el Puente Alsina (avenida Sáenz Oeste 1480, en el barrio de Pompeya). Puente Alsina tiene 770 metros cuadrados de superficie, que estarán distribuidos entre la sala de máquinas, la planta baja y cuatro niveles superiores. La primera etapa incluyó obras de limpieza, demolición, retiro, consolidación, pintado, instalaciones eléctricas y sanitarias, y refacción del ascensor. También se adquirieron bandoneones que permitirán dar clases a cincuenta alumnos; habrá seis aulas para la enseñanza de bandoneón y talleres de luthería. Se intervinieron más de 620 metros cuadrados de superficie y se pintaron cerca de 1340 metros cuadrados de muros y cielorrasos. Con el tiempo, uno de los objetivos es montar en ese centro cultural una fábrica de bandoneones.

Esta segunda parte, apuntada al lado este del edificio, para reparar y acondicionar el espacio donde este año ya comenzarán el taller de bandoneón, la pista de baile, y las oficinas. Habrá espacio para una orquesta de tango del Río de la Plata, una escuela de bandoneones, y una cátedra de estilos e interpretación del lenguaje del tango en los diferentes instrumentos que integran la orquesta típica: piano, contrabajo, violín, viola, violoncello, bandoneón, canto y guitarra.

Se buscará la profesionalización del talento de la ciudad dedicado al tango y esos talentos luego serán los representantes para los intercambios culturales con las diferentes ciudades del mundo. También habrá una biblioteca de archivos de música, partituras, arreglos, cine, historia del tango, proyección de documentales del género musical, y una editorial para la edición de nuevos materiales.