Política

El Radicalismo porteño contra la unificación de comicios

Pese a los esfuerzos del oficialismo por aprobar la medida, el legislador Juan Francisco Nosiglia consideró que el proyecto de Código Electoral presentado por el oficialismo "atrasa".

convención-radical

El legislador de la UCR Juan Francisco Nosiglia cuestionó el voto electrónico por contar con “incontables denuncias sobre su vulnerabilidad”.

La idea del oficialismo es sancionar el Código Electoral en la Ciudad de Buenos Aires y la iniciativa ingresó a la Legislatura a principios de este mes pero fue rechazada por el bloque UCR-Evolución que lidera el diputado nacional Martín Lousteau. El legislador porteño Juan Francisco Nosiglia criticó con dureza el proyecto al considerar que “atrasa y vulnera derechos”.

El proyecto pretende la implementación del voto electrónico -ya se utilizó en las elecciones de 2015 gracias a una resolución del Ejecutivo- y la posibilidad de unificar el llamado comicios junto con la Nación.

Además del tecno voto y la unificación de comicios con los nacionales, el proyecto tiene como otros ejes centrales la regulación de los procesos para la elección de los cargos de jefe de gobierno, vice y diputados, la paridad de género en las listas y el uso de tecnologías para la emisión de votos. La iniciativa consta de 376 artículos y fue elaborado por el Ministerio de Gobierno porteño.

“En una primera lectura del proyecto de código electoral que presentó el Ejecutivo de la Ciudad en la Legislatura se desprende, como en muchas de estas iniciativas, el carácter oportunista por sobre todas las posibilidades de hacer una propuesta que mejore y transparente nuestros sistema electoral”, cuestionó el legislador radical.

Al respecto, el legislador aseguró que el bloque UCR-Evolución insistirá con un proyecto de código propio que “proponga el sistema de boleta única de papel, que garantice transparencia, reglas claras y previsibilidad”.

Al igual que en la mayoría de los distritos del país los porteños en 2017 votaron con la clásica boleta partidaria de papel. Sin embargo, hoy el oficialismo intenta establecer las reglas electorales en la Ciudad.