Política

El Pro consiguió la ley para prohibir la reventa de entradas

Además, el bloque del FpV, Unen, Confianza Pública y FIT acompañaron la iniciativa. De esta manera, habrá multas desde dos mil pesos a 20 días de arresto para las reventas y penas superiores si quienes venden son responsables de la organización.

Una nueva ley protege a los consumidores.
Una nueva ley protege a los consumidores.

La Legislatura de la Ciudad aprobó en los últimos días el proyecto para sancionar la reventa de entradas para espectáculos masivos, artísticos o deportivos, con multas desde 2 mil pesos a 20 días de arresto.

Además, contemplará la misma pena para quienes la vendan no sean responsables de la organización y si son organizadores, serán de entre 10 mil pesos y 30 día de arresto.

La iniciativa del PRO fue convertida en ley con 53 votos a favor, dos en contra y una abstención.
Al respecto, el diputado y vicepresidente de Club Atlético Boca Juniors Oscar Moscariello (Pro) defendió el proyecto: “esta ley no es estéril, regula un tema sin tipificar en el Código Contravencional”.

Asimismo afirmó que “la reventa no da para más. Muchas veces las entradas circulan cuando el club ni siquiera las emitió, es decir, la gran mayoría son truchas. Por eso, esta iniciativa será un ejemplo para otras jurisdicciones”.

Desde el FpV Gabriel Fuks (FpV), que adelantó su voto positivo, expresó: “no es para hacer una gran fiesta, ni gritar Eureka porque efectivamente votamos una de las múltiples herramientas para combatir con una estructura mafiosa”.

Además, informó: “propondremos otro agregado pero nadie duda de la buena voluntad de sumar una nueva herramienta a la preexistente. Hay un mecanismo de refinanciación de estructuras criminales que mantienen la reventa”.

“Sería importante que este paso de cara a futuro, signifique que la dirigencia rompa definitivamente con estas estructuras criminales porque también hay trapitos, redes organizadas, con permisividad y omisión de actores del poder policial, político y club deportivo”, puntualizó Fuks.

En tanto Aníbal Ibarra (FPP) afirmó que más allá de aprobarse la iniciativa “la violencia excede por mucho la reventa; creer que resolveremos con esta ley este problema, es un absurdo”.

En este sentido agregó: “No me engaño creyendo que alcanzaremos la panacea, pero damos una herramienta más contra el negocio de la reventa que mueve muchos intereses y que además genera violencia”.

Asimismo, la diputada Ocaña manifestó su alegría dijo: “Acompañamos porque desde la Legislatura es lo que se puede hacer”. Aunque declaró: “no podemos tenerlos brazos cruzados. Hay una dirigencia cómplice con barras y violentos, no sólo deportivos sino políticos”.

“El estado nacional gasta millones en el AFA PLUS y fracasaron hasta ahora”, puntualizó Ocaña.

Mientras que para Pablo Bergel del bloque Bien Común desde “el bloque acompañamos, pero ni esta ley ni todas las demás tendrán efecto hasta que no se destrabe las complicidades mafiosas entre dirigencias políticas, estatales, políticas y deportivas”.

Así, dijo que los diputados “no tenemos poder de policía para hacerla cumplir, ellos son los responsables para que se cumpla”.

Según Marcelo Ramal (FIT) “siempre apoyaremos una ley, que, aunque insuficiente, es un paso hacia adelante”.

“Esta ley estéril, está redactada y promovida por los responsables de la violencia en el fútbol”, puntualizó.

Manifestando su abstención, Alejandro Bodart (MST) argumentó: “El estado eliminaría la reventa en dos días pero convive con los clubes y revendedores”.

“Queremos romper, teminar con esta situación y por eso nos abstenemos”, remarcó.

Desde el bloque Unen la legisladora Paula Oliveto Lago expresó: “celebro esta ley porque todos los bloques hicieron una contribución importante.

Héctor Huici (Pro): “este proyecto es un instrumento útil, mejorado por el aporte de todos los bloques”.El diputado Francisco Quintana (Pro), agradeció a todo el Cuerpo parlamentario por el apoyo. Caracterizó a esta ley como “fruto del consenso y aporte de distintos diputados. Limitaremos los episodios de violencia”.
“Es un avance y nace de los propios dirigentes del fútbol y mensaje claro de que batallaremos la violencia”, afrimó Quintana.

Finalmente, el diputado Cristian Ritondo (Pro) manifestó que este proyecto es “dar herramientas a la policía, no nos quedamos en el discurso con gente que no pisa un club ni un barrio”. “Los dirigentes tienen familias y son presionados”, informó.

En la misma lógica, Ritondo como dirigente de Independiente, sostuvo: “respaldaremos a esa dirigencia y no saldamos ninguna deuda con la violencia en el fútbol, pero muchas veces los dirigentes de los clubes son víctimas de violentos, y presionados no sólo en las instituciones, también en sus domicilios particulares”.

También refirió a que “hechos de violencia como los de River hace muy poco, son en parte, generados por la reventa. Por eso aplaudimos esta iniciativa, generada desde los mismos clubes del fútbol argentino, que servirá para que las fiscalías correspondientes actúen más eficientemente”.

Además, aludió a la jornada de “Violencia en el fútbol” que realizó con la diputada Ocaña, el miércoles, donde estuvieron las madres que perdieron hijos en estadios. “Con ellos tenemos que ser solidarios”, marcó Ritondo.

“Aplaudo la iniciativa de los dirigentes, de poner la cara y pedir que sancionemos una herramienta”, concluyó Ritondo.

Qué propone la nueva ley
Sustituyó el artículo 91 del Libro II, Título IV, Capítulo III del Anexo de la Ley N° 1.472 -Código Contravencional- por el siguiente texto:

“Artículo 91- REVENDER ENTRADAS – Quien revende, por cualquier medio con fines de lucro, una o más entradas para un espectáculo masivo, de carácter artístico o deportivo, es sancionado/a con multa de dos mil ($2.000) a treinta mil ($30.000) pesos o dos (2) a diez (10) días de arresto. En la misma pena incurre quien vende al menos una entrada cuando no fueron puestas a la venta por responsables de la organización por ser de cortesía, protocolo u otro tipo de invitación. Cuando estas conductas fueran cometidas por cualquier responsable de la organización, con su participación o connivencia, es sancionado/a con multa de diez ($10.000) a cincuenta mil ($50.000) pesos o tres (3) a treinta (30) días de arresto.Si cualquiera de estas conductas produjere alteraciones al orden público, la escala de la sanción será el doble. lgual incremento corresponde cuando el interviniente lo haga reiteradamente.”
Y también sustituyó el artículo 5.1.7 del Anexo I de la Ley N° 451 -Régimen de Faltas-, que así quedó redactado:

“5.1.7-. MANIOBRAS CON ENTRADAS. El/la que venda, reserve u oculte localidades en espectáculos públicos en infracción a las normas que reglamenten Ia actividad es sancionado/a con multa de veinticinco (25) a dos mil quinientas (2500) unidades fijas y/o decomiso de entradas”.
Por otra parte, al texto original se incorporó un artículo 3°: “Invítase a los clubes que posean un sistema de abonos para ingresar a los estadios a generar mecanismos que permitan su sesión a uno solidario o terceros, nominada y acotadamente, según determine cada institución”.