Sociedad

El Obelisco, en su 81 aniverdario

En este cumpleaños, vecinos pudieron subir los 206 escalones del monumento ícono de la Ciudad de Buenos Aires.

El pasado martes el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, asistió a la celebración del cumpleaños N° 81 del Obelisco.

Al respecto manifestpó: “Estamos festejando un nuevo cumpleaños del Obelisco, que es el símbolo de Buenos Aires, y la mejor manera es invitando a los vecinos de la Ciudad a que suban”.

El evento fue organizado por Participación Ciudadana, la convocatoria comenzó el 11 de mayo y duró 7 días, tiempo durante el cual 21.143 vecinos se inscribieron para participar a través de diferentes medios. Finalmente, mediante un sorteo se eligió a los 81 ganadores que participarán en primera persona del festejo.

El jefe comunal fue acompañado del ministro de Ambiente de Espacio Público, Eduardo Macchiavelli, y el subsecretario de Comunicación, Federico Di Benedetto, el Jefe de Gobierno aseguró que “es lindísima la oportunidad que estamos promoviendo: que los vecinos disfruten la Ciudad, incluso de vistas que no son las tradicionales”.

Los participantes usaron equipamiento de seguridad (arnés, casco y guantes), y el ascenso y el descenso se realizará a través de una escalera vertical de metal sin inclinación. En todo momento, los vecinos serán acompañados por personal de Defensa Civil.

“Vamos a seguir haciendo este tipo de encuentros, donde abrimos a que el vecino de la Ciudad tenga vistas diferentes de esta lindísima Ciudad en la que vivimos”, concluyó.

Cabe aclarar que a partir de junio, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad invitará todos los meses a un grupo de vecinos a subir al Obelisco. Tal como ocurrió para la celebración del cumpleaños, la convocatoria se realizará a través de las redes sociales, convirtiendo este paseo en una visita periódica para que todos los porteños puedan disfrutar de esa maravillosa experiencia.

Con el objetivo de conmemorar el cuarto centenario de la fundación de Buenos Aires, el monumento, ideado por el arquitecto Alberto Prebisch fue inaugurado el 23 de mayo de 1936. La obra, de 67,5 metros de altura y 206 peldaños en su interior, fue aceptada por los porteños como símbolo emblemático de la Ciudad.