Género

El #Niunamenos se tiñó de verde

A una semana de que se vote la legalización del aborto en Diputados, las mujeres ocuparon la calle por cuarta vez, contra los femicidios, travesticidios y exigir Ni Una Menos.

34380046_10214805065292844_5832918707294175232_n

En la ciudad de Buenos Aires miles de mujeres marcharon hasta el Congreso y con pañuelos verdes reclamaron sus derechos y pidieron justicia por las mujeres muertas.

Organizaciones de mujeres, feministas, organizaciones sociales y políticas que junto al colectivo “ni una menos” cubrieron de verde las calles porteñas.

“Desde el primer 3 de junio, en 2015, el movimiento que se convirtió en marea arrasadora no ha parado de crecer. Cada vez somos más las que entendemos el feminismo como la casa de nuestras rebeldías, que queremos habitar. Una casa donde la mano esté tendida para la otra, porque hacemos cuerpo lo que declamamos: estamos para nosotras. En esa manera de estar, nos reconocemos en los pañuelos verdes que desde hace 13 años son el signo de la lucha por el derecho al aborto legal que, ahora mismo, por presión de la calle, por la capacidad del feminismo de darle cuerpo y sentido a esta demanda, está muy cerca de ser debatido y esperamos que aprobado en el Congreso de la Nación, mientras la discusión no para de profundizarse en los barrios, las casas y las escuelas. Ni Una Menos es contraseña contra la violencia machista y patriarcal y así se ha afianzado en muy diversos territorios a nivel internacional. Su clave está en la apropiación transversal de un grito colectivo capaz de conjugar el ¡Ya basta! que detiene y consuela las heridas en el propio cuerpo y de denunciar a la vez la opresión de las violencias económicas, políticas e institucionales que también son patriarcales”, expresó el colectivo en un comunicado.

En esta oportunidad el foco estuvo puesto contra los femicidios, el ajuste y los abortos clandestinos, a pocos días de que llegue al Congreso un dictamen.

“¡Vivas nos queremos!”, “Comienza el matriarcado”, “Mujer bonita es la que lucha”, podía leerse en varios de los carteles que este llevaron y se sumaron muchas adolescentes.

Según MuMaLá hubo 871 femicidios en estos tres años, 251 durante 2017, de acuerdo al Registro de la Corte Suprema de Justicia de Nación, 114 en lo que va de este 2018 según la Asociación Civil La Casa del Encuentro.

El reclamo leído en el documento planteó tres reclamos principales. El primero, el fin de los femicidios: “Vinimos a pronunciarnos contra todas las formas de violencia machista. Una mujer es asesinada cada 30 horas…”. El segundo, la oposición al ajuste económico: “Exigimos el no pago de la deuda externa y en su lugar mayor presupuesto para la implementación de políticas de género que contribuyan al cumplimiento de nuestros derechos. La deuda es con nosotras…”. Y tercero, el aborto legal: “¡Queremos aborto legal ya! Con nuestra fuerza y movilización impusimos que se discuta, y con nuestros pañuelos verdes en alto exigimos que el Congreso apruebe el proyecto”.

Este año Ni una Menos volvió a pedir por el aborto legal en el Congreso. El martes que viene tendrán que tener sí o sí un dictamen definitivo para presentar en el recinto el miércoles 13. No es necesario que estén presentes los 257 diputados y la votación será por mayoría simple.

La Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito había presentado su proyecto seis veces desde 2005. Este año finalmente está siendo tratado. Es el proyecto que más firmas tiene con 72 de ellas.