Sociedad

El CEyS presentó el Informe Final sobre Residuos Sólidos Urbanos

El mismo consta de 14 Pilares para un nuevo paradigma sobre RSU y el organismo da ciertas recomendaciones para tratar la basura.

Buscan resolver el problema de la basura.
Buscan resolver el problema de la basura.

El Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires, presidido por Sergio Abrevaya entregó en las últimas horas el Informe Final sobre los 14 Pilares para un nuevo paradigma sobre los Residuos Sólidos Urbanos al Ministro de Ambiente y Espacio Público, Lic. Edgardo Cenzón.

Este informe es el resultado de largos meses de trabajo en el cuál se involucraron los diferentes actores de la cadena de generación, recuperación y disposición final de los Residuos Sólidos Urbanos: técnicos, cooperativas de recuperadores, empresas recolectoras, vecinos, ONG´s, grandes generadores, consorcistas y representantes de diferentes cámaras y sindicatos tales como SUTHER, UTHGRA y FECOBA, entre otros.

Al respecto Abrevaya sostuvo que “el problema de los residuos sólidos urbanos afecta a todos los vecinos de la Ciudad. A lo largo del trabajo encontramos coincidencias con la Ley de Basura Cero vigente y se identificaron varios problemas, para lo cual se plantearon distintas soluciones que todavía se deben abordar. Entre las recomendaciones que se hicieron, el CEyS aprobó la posibilidad de la termovalorización de los residuos; saltó los tabúes, y resolvió este aspecto favorablemente. En las grandes ciudades del mundo se utiliza este método”.

La reunión fue presidia por el presidente del CEyS, Dr. Abrevaya y contó con la presencia de los consejeros Víctor Santa María, Dante Camaño, Ricardo Smurra, Eugenio Cozzi, Camilo Suarez, Pirraglia, Vicente Lourenzo,José Peralta, Severino, Serra, Somoza y Alberto Aller . Además asistieron los legisladores Agustín Forchieri y Carmen Polledo.

Así, entre las principales recomendaciones del CEyS están:

1.Hay que tratar a la basura como un recurso económico. El paradigma de las políticas públicas de residuos consiste en la reducción, el reciclaje y el reúso.

2. Cadena de valor. Debe existir integridad y sustentabilidad considerando la cadena de separación en secos y húmedos y los circuitos que los mismos tendrán tanto para reutilización y reciclado como disposición intermedia y final

3. La separación en origen deberá ser inicialmente al menos en dos: secos y húmedos.Se deberán aplicar distintos instrumentos para generar conciencia: educación ciudadana y campañas intensivas, sistematizadas y sostenidas en el tiempo, Sanciones por incumplimiento de los diferentes responsables de la cadena del sistema.

4. Deberá haber al menos dos tipos de contenedores para separar los residuos en húmedos y secos. Fortalecer la vigilancia y el mantenimiento en óptimas condiciones generales y de higiene de los contenedores a fin de garantizar la separación en origen de los desechos para su posterior ingreso en el circuito correspondiente.

5. Desarrollar políticas públicas que incentiven la organización de cartoneros independientes en cooperativas u otras formas de organización formal que ordenen y regulen su actividad para evitar la separación de los desechos en la vía pública. Tendiendo a la supresión de la tarea de separación de los desechos en la calle.

6. La recolección de secos se determinará de acuerdo con las particularidades de los barrios.

7. Lo reciclable o reutilizable debe separarse en centros verdes. Los responsables de recolectar secos serán también los mismos que separen en esas áreas o centros verdes para el reciclado definitivo y deberán contar con el mejor equipamiento y capacitación, acorde a la cantidad de lo recolectado.

8. La retribución por la recolección de desechos secos debe ser equitativa a la retribución de los desechos húmedos, pagar menos por la recolección de secos atenta contra la sustentabilidad del sistema

9. El objetivo principal será el mayor aprovechamiento de los desechos con tratamientos para reciclar o reutilizar, quedando como remanente del sistema los desechos para disposición final (residuos).

10. La disposición final de los desechos húmedos: podrá hacerse mediante tratamiento térmico, valorización energética de residuos (waste to energy) u otra tecnología que en el futuro beneficie a la Ciudad de Buenos Aires.

11. Se deberá homogeneizar la unidad de medida para la categorización de los generadores de desechos (por ej. medida de peso y volumen) y se podrán establecer coeficientes correctivos categorizando a los generadores por condición.

12. Asignar las responsabilidades de cada actor del circuito y aplicar las correspondientes sanciones en caso de incumplimiento.

13. Los poderes de la Ciudad deberán solicitar al Congreso de la Nación Argentina la aprobación de una Ley de Envases y Residuos Eléctricos y Electrónicos, enfatizando la responsabilidad social y ambiental de las empresas que los generan.

14. Se implementarán campañas de comunicación ciudadana, sistematizadas y sostenidas en el tiempo, orientadas a la realidad de los habitantes de las villas y asentamientos de emergencia. Asimismo se impulsará, allí donde no exista, la contenerización que permita la separación de los desechos en húmedos y secos, garantizando la recolección de los residuos respetando la separación realizada.