Cultura

El carnaval brilla en los barrios porterños

El fin de semana pasado dieron inicio a los carnavales porteños, que arrancaron con la participación de más de cien murgas en más de 30 corsos de distintos barrios de la ciudad.

El carnaval llena de color y brillo la Ciudad.
El carnaval llena de color y brillo la Ciudad.

El carnaval comenzó en la Ciudad se extenderá todos los fines de semana de febrero, los sábados de 19 a 2 de la madrugada y los domingos de 19 a 24.

Además se celebran los feriados de lunes y martes de carnaval, que este año son el 16 y 17 de febrero, de 19 a 2 y de 19 a 24, respectivamente.

La semana pasada hubo corsos en los barrios de Almagro, Bajo Núñez, Balvanera, Barracas, Boedo, Coghlan, Flores, Mataderos, la Boca, Paternal, Pompeya, Saavedra, San Telmo, Villa Crespo, Villa Pueyrredon y Villa Urquiza, entre otros.

En la esquina de Necochea y Pérez Galdós, del barrio de La Boca, se instalaron tribunas tubulares para que los vecinos pudieran apreciar mejor el paso de las siete murgas que reabrieron ese corso después de varios años de ausencia.
Daniel, de «Los Insaciables de La Paternal», señaló que junto a su mujer ingresó a la murga hace seis años siguiendo a su hijo que es uno de los bombistas.»Yo siempre les había dado una mano con los instrumentos y mi mujer siempre había ayudado con el tema de los apliques y los trajes», contó.

«Este es un movimiento popular muy porteño y muy nuestro, es algo que te tiene que gustar porque hay que poner mucho trabajo y esfuerzo personal a lo largo de todo el año», agregó.
En tanto María del Carmen, de «El Metejón de Mi Vida» del barrio de Flores, expreso que «esto es un sentimiento, es algo que se ama y que se vive con mucha adrenalina, para estas fechas uno trata de ponerle un freno a la locura porque si no estas semanas de carnaval se pasan en un suspiro y uno mismo se las pierde».

«Todo el año estamos preparando este par de semanas, vamos cambiando ritmos y pasos, integrando gente nueva y tratando de llegar para el próximo carnaval», agregó.
Mientras que Nahuel, de «Los Caprichosos de San Telmo», explicó que «la murga también es un importante espacio de contención social para muchos pibes, somos la única murga que quedó en San Telmo».

«Es muy importante que se abran cada vez más corsos, porque si hay más corsos las murgas pueden repartirse en más lugares y hay más tiempo para cada presentación y para que los vecinos de cada barrio disfruten mejor de una fiesta para toda la familia», indicó.

Durante las distintas noches de festejos habrá corsos en la Plaza Monseñor Miguel de Andrea, en el Abasto; en el Anfiteatro de Parque Centenario, en Almagro; en la Plaza de los Colegiales, en el barrio homónimo; en la Plaza Domingo Olivera, en Parque Avellaneda; en Parque Saavedra; en Plaza Ricchieri, en Devoto, y en los clubes Floreal y Excursionistas.

Los corsos, organizados por el Programa Carnaval Porteño de la cartera de Cultura, servirán de escenario para la actuación de murgas, grupos musicales, bailes de carnaval, concursos de disfraces, sorteos y juegos de espuma.
Desde la organización de los festejos, se estima que participarán más de un millón de personas entre todos los corsos y todas las noches de los sábados y domingos de febrero, como suele acontecer cada año reafirmando el carácter del carnaval como la fiesta más popular del calendario.

Por los distintos corsos de la ciudad actuarán poco más de cien murgas, entre ellas, los Amantes de La Boca, los Viciosos de Almagro, Los Chiflados de Boedo, Pasión Quemera, Los Reyes del Movimiento de Saavedra, Atrevidos por Costumbre de Palermo, Afortunados de Villa Urquiza, Caprichosos de San Telmo, El Delirio de Plaza España, Endiablados de Villa Ortúzar, Los Auténticos Rayados de Lugano, los Audaces de Bajo Belgrano, Los Calaveras de Constitución y Los Amos de Devoto.