Género

El 2013 cerró con más de 200 femicidios en la Ciudad

Desde la asociación civil La Casa del Encuentro manifestaron su preocupación por el alarmante aumento de casos y reclamó la plena vigencia de la Ley 26.485. En los primeros nueve meses de este año que termina se produjeron 209 asesinatos de mujeres, sólo en la Ciudad.

Organizaciones sociales reclaman ante el incremento de femicidios.
Organizaciones sociales reclaman ante el incremento de femicidios.

Al menos 209 mujeres fueron asesinadas en los primeros nueve meses del año en Argentina, según un informe privado difundido el mes pasado, el cual advierte sobre un aumento “alarmante” de este tipo de delitos.

 

Los datos se desprenden de un trabajo realizado por la asociación civil La Casa del Encuentro, y precisan que en los últimos cinco años y nueve meses hubo en la Argentina 1.432 femicidios.

 

“Eso indica que una mujer fue asesinada cada 35 horas, es alarmante”, precisó Fabiana Túñez, una de las responsables del informe que se dio a conocer a fines de noviembre.

 

El resultado de la investigación “es abrumador”, agregó la experta, coordinadora general de La Casa del Encuentro, que con el apoyo del Centro de Información de la ONU y el financiamiento de la Fundación Avon y la representación diplomática editó el libro “Por ellas: 5 años de informes de femicidios” realizado por el Observatorio de Femicidios en Argentina.

 

Por su parte, Ada Rico, directora del observatorio, instó a trabajar por la implementación plena y verdadera de la Ley 26.485, que busca la protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

 

“Por ejemplo, los botones antipánico no tienen una presencia a nivel nacional, y en los lugares donde sí están, como la ciudad de Buenos Aires, Tigre, Bahía Blanca, Santa Fe, Córdoba o Río Grande, han disminuido los casos”, ilustró.

 

Respecto de lo ocurrido entre el 1 de enero y el 30 de septiembre del corriente año, hubo 209 femicidios de mujeres y niñas, y 30 femicidios vinculados de hombres y niños.

 

“Se observa que el lugar más inseguro para una mujer es su propia casa”, indicó Túñez, para luego señalar que este tipo de delitos se da en todas las clases sociales, sin distinción.

 

Mientras Rico remarcó que si bien “se ha avanzado en la temática, resta mucho por hacer”, e invitó a “trabajar por una sociedad basada en criterios de equidad, sin prejuicios y libre de toda forma de violencia sexista”.

 

“Los crímenes contra las mujeres son el extremo de la violencia de género y estas muertes se pueden prevenir”, sostuvo Túñez.

 

Por otra parte, en el caso de los femicidios “vinculados”, Rico explicó que “son las acciones del femicida para consumar su fin, matar, castigar o destruir psíquicamente a la mujer sobre la cual ejerce la dominación”. Y para ejemplificar, recordó el caso del niño Tomás Dameno Santillán, asesinado en noviembre de 2011 por Adalberto Cuello, ex pareja de la madre de la víctima.

 

Siempre sobre los datos de 2013, Túñez mencionó que “el 64 por ciento de los femicidios fue cometido por parejas o exparejas, y en el 14 por ciento de los casos las mujeres habían realizado denuncias previamente para buscar la exclusión del hogar del agresor”.

 

El anfitrión del encuentro fue el cónsul general de Estados Unidos, Dan Perrone, quien señaló que “la lucha contra la violencia de género no distingue países, es un problema global. A nivel mundial, una de cada tres mujeres ha sido golpeada, sometida o abusada”, subrayó el diplomático.

,