Sociedad

Distinguieron al “Rey del Bombo”

En una de las últimas noches del carnaval 2014, en el barrio de Boedo se homenajeó a uno de los hombres que hicieron historia en la murga porteña. Se trata del Rey del Bombo, como lo han bautizado cariñosamente.

Fue reconocida la actitud del rey del bombo.
Fue reconocida la actitud del rey del bombo.

La Dirección General de Promoción Cultural entregó una placa y homenajeó a Héctor «Tete» Aguirre en los carnavales de Boedo.

Así fue que las autoridades de la ciudad decidieron rendirle homenaje. Y como no podía ser de otra forma, fue en el marco del colorido festejo musical y callejero.

“Me siente muy emocionado y honrado de estar con ustedes. Cada vez que vengo a este hermoso corso y mas que un corso representa casi una ciudad, el pueblo de Almagro, Boedo, la Comuna 5. Los felicito a los organizadores de este hermoso corso, un gran aplauso, se lo merecen. Creo que entre todos hacemos o tratamos de que puedan estar un poco mejor, más entretenidos y llevar un poco mas de felicidad”, introdujo Guillermo González Heredia, Director General de Promoción Cultural (MCGC), desde el escenario principal, junto a Tete y en compañía de los Chiflados de Boedo, murga anfitriona.

“En nombre del Ministro de Cultura, Hernán Lombardi, y del Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, quiero entregar esta placa y este homenaje a alguien que ustedes ya conocen. La verdad que hablar de Héctor “Tete” Aguirre, es hablar del carnaval mismo, decimos alegría, felicidad, nos referimos a las murgas que son expresión misma de este carnaval, son las que nos transmiten a los ciudadanos el espíritu vivo del carnaval”, razonó.

“Ahora yo lo que quiero decir y agradecer a Héctor, cuando veía su carné su currículo desde el 47 tocando el bombo, con los Dandis de Palermo, los fulanos de Liniers. Lo más importen que tiene Héctor es la pasión con la que hace las cosas y eso que transmite la vedad llama mucho la atención. Hacer las cosas con pasión significa mucho, poro eso la vida nos entretiene de muchas maneras y las pasiones caen en el fondo de las cosas. Estaría bueno que todos nosotros podamos buscar esa pasión, a partir de mañana lo que hagamos lo hagamos con pasión, seguramente tendremos una vida mejor, una ciudad mejor, un país mejor”, se despidió el funcionario porteño.

El maestro Teté es un maestro de bombistas, es un orgullo que esté acá”, señaló uno de los murgueros de los Chiflados de Boedo, quien introdujo el discurso del murguero. “Te queremos mucho”, señaló ante el aplauso del público.

Emocionado, Teté se mostró sonriente con la placa en mano frente a los miles de vecinos que estaban en el festejo expresó breve y contundente: “La murga es alegría y familia, si se va la murga, muere el carnaval”.

 

,