Sociedad

Cuestionan la implementación de la Ley de Basura Cero

Diez organizaciones ambientalistas cuestionaron el accionar del Gobierno porteño en los últimos dos años por la demora en la implementación de la Ley Nº 1854, de Basura Cero.

Ambientalistas cuestionan al Gobierno.

Las organizaciones ambientalistas Fundación Ciudad, Fundación Ambiente y Recursos Naturales, AVINA, Fundación Garraham, Fundación Vida y Esperanza, Los Verdes, GestiónARG, Greenpeace, Fundación Espacios Verdes y Fundación Cambio Democrático presentaron un informe ante la Comisión de Seguimiento de la Ley Nº 1854, conocida como Ley de Basura Cero, en el que se mostraron muy críticos sobre la gestión que llevó el Gobierno porteño sobre esa materia en los últimos dos años.

Los ambientalistas plantearon que “Este documento busca dar cuenta del trabajo compartido por nuestras organizaciones en el marco de la comisión Basura Cero. Esta comisión de monitoreo y consulta funciona en el ámbito del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, autoridad de aplicación de la Ley 1854, y está compuesta por representantes de los sectores de las cooperativas de recuperadores urbanos, la industria del reciclado, la academia, las ONG y el sindicato de trabajadores del reciclado. Valoramos mucho este espacio y creemos que puede ser mejorado en vistas de la implementación de la Ley Basura Cero”.

Luego, los integrantes de las organizaciones cuestionaron que “A lo largo de este año se ha avanzado en distintos puntos de la implementación de la Ley ampliamente postergada. Registramos sin embargo falencias en la planificación y muchos puntos débiles para lograr la real implementación de la Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos. Durante 2013 se ha reducido más de un 30% de los residuos enterrados,con una tendencia de disminución sostenida que hace años no se registraba. Sin embargo estas medidas no alcanzan para cumplir con las metas de la Ley si no se avanza fuertemente en la política de reciclado”.

Los ecologistas informaron además que la Ley Nº 1854 autorizó, partiendo desde 2004, cuando se enterraron 1.497.656 toneladas, limitaba en 2010 esa actividad a 2872 toneladas por día (1.048.280 anuales); en 2012, debían reducir a 2052 toneladas diarias (748.980 anuales); en 2017 se deberá llegar al entierro de 1026 toneladas diarias (374.490 anuales), para llegar en 2020 a enterrar cero toneladas de material orgánico.

A continuación, los activistas ecológicos detallaron el compromiso que firmaron los gobiernos porteño y bonaerense con respecto al uso del relleno Norte III. “A partir de una carta del Gobernador de la Provincia en torno al límite del relleno sanitario de Norte III, el GCBA inició conversaciones con la Provincia de Buenos Aires sobre el volumen de residuos que podría disponer en dicho lugar desde finales del 2012, y avanzar de este modo en la implementación de la ley 1.854. Es así que el 12 de diciembre de 2012 los gobiernos de la CABA y la provincia de Buenos Aires firmaron un Acta Acuerdo por el que la Ciudad se comprometió a metas y plazos para la reducción de tonelajes de RSU enviados a la CEAMSE tomando como base las 6.000 toneladas diarias enterradas durante 2012. El compromiso asumido por el Jefe de Gobierno, cuenta con el antecedente del acuerdo firmado a mediados de 2011 ante Greenpeace a través del cual Macri se comprometió a ejecutar acciones y medidas concretas tendientes a reducir los residuos enviados a rellenos mediante su gestión integral establecida por la Ley de Basura Cero.
El nivel de cumplimiento del acuerdo evaluado por la ONG es bajo, sobre todo en lo referente a separación domiciliaria en barrios testigo como Núñez y Monte Castro”.

El cuadro de las toneladas que se comprometió a reducir el GCBA ante el Gobierno bonaerense está detallado a continuación:

Enero 2013 5.400 10% menos
Marzo 2013 4.280 29% menos
Julio 2013 4.150 31% menos
Noviembre 2013 3.350 44% menos
Junio 2014 1.350 78% menos

Estas cifras fueron presentadas por el Gobierno porteño, en 2013 y en ellas se puede ver como se redujo un 35 por ciento el volumen de residuos que llegaron a Norte III, tomando como referencia el año pasado, pero esa cifra, para los ambientalistas está muy lejos de las metas establecidas por la Ley Nº 1854.