Sociedad

Ciudad se niega a abandonar el barbijo

En clara oposición a los anuncios de Nación, el ministro Quirós, destacó la importancia de continuar con el uso del barbijo “un poco más” hasta alcanzar el 70 por ciento de la población vacunada con dos dosis.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, destacó hoy la importancia de continuar con el uso del barbijo “un poco más” hasta alcanzar el 70 por ciento de la población vacunada con dos dosis.

Lo hizo tras el anuncio de Nación que permite no usar barbijo al aire libre manteniendo l distancia social.

“Nosotros venimos proponiendo un plan progresivo y planificado de aperturas de seis etapas. Hoy estamos en la cuarta”, aclaró Quirós sobre el levantamiento de las restricciones por la pandemia de coronavirus en la Ciudad y evaluó que “en esa progresión todavía no es momento de quitar el barbijo”.

La Etapa 4 contempla “dejar de usar, progresivamente, el tapaboca“, aunque se mantiene la obligatoriedad en transporte público y espacios cerrados, tal como anunció la Nación en la víspera.

“Lo que está haciendo el Gobierno nacional es guiar un conjunto de pautas posibles y transferirle a las provincias y cada una de ellas decide cuáles toma y cuáles no. Me parece que a veces se intenta buscar una grieta donde en realidad no es tal”, marcó el titular de la cartera y aclaró que “el sentido de las medidas que Nación comunicó es correcto”.

Sobre la situación epidemiológica actual, Quirós enfocó su análisis en tres ejes y sostuvo que en la Ciudad “la foto de hoy es una de las mejores fotos de toda la serie por el número de casos, de internados, de fallecidos”. “Por otro lado, sabemos que la variante Delta está presente y que en otros países del mundo ha progresado y provocado nuevos contagios, y dependiendo de la situación de la vacunación ha generado más o menos daño”, afirmó.

Sobre la vacunación, el tercer pilar, explicó que “cuando los países alcanzan el 50% de la vacunación con dos dosis, la variante Delta genera casos pero no mucho daño porque las enfermedades graves y mortales descienden de manera significativa”.

“Cuando la sociedad tiene más de 70% de la población con las dos dosis a la variante Delta le cuesta la transmisibilidad y por lo tanto los casos suelen contenerse, hacen curvas más bajas o quiebran las curvas que venían teniendo”, agregó.

En este sentido, indicó que el plan de apertura de la Ciudad depende del avance de la vacunación. “Sabemos que en espacios abiertos naturalmente la contagiosidad es mucho menor y sabemos que es menos peligroso.

Pero en la Ciudad pretendemos llegar al 70% de la población con dos dosis antes de tomar medidas que luego se amplifican”, indicó sobre la eliminación del tapabocas. Precisó que en diez días se alcanzaría ese porcentaje; es decir, en los primeros días de octubre, cuando comienzan a regir las aperturas. En definitiva, de llegar a esta fecha la medida coincidiría con la anunciada con Nación, que rige desde el 1° de octubre.