Género

Camión de salud sexual transfeminista

El Movimiento Evita recorrerá la Ciudad, hasta los primeros días de agosto, con un vehículo sanitario con perspectiva de género. Este lunes será inaugurado en Parque Patricios.

El Frente de Mujeres del Movimiento Evita recorrerá desde el lunes hasta el 5 de agosto los barrios de la Ciudad de Buenos Aires en un camión de salud sexual transfeminista. Dicha actividad busca facilitar el acceso a la salud desde una perspectiva de género.

Para tal fin, este lunes 26 de julio, a las 10, se inaugurará el camión sanitario transfeminista en Parque Patricios (Almafuerte y Caseros), CABA. La actividad contará con un panel de debate conformado por Agostina Mileo de la campaña MenstruAcción, Gabriela Mansilla de Asociación Infancias Libres, representantes de la organización Mamá Cultiva y Samanta Alonso, comunicadora y activista gorda. Además, se desarrollará un desfile de activismo gorde, venta de artículos de gestión menstrual de la economía popular, y un mural en homenaje a Evita. Participarán también funcionarias y activistas feministas como Malena Garmarini, Verónica Gago, Lucia Cavallero, entre otras.

El objetivo principal de la campaña es ofrecer prestaciones de salud sexual desde una perspectiva integral y transfeminista a todas las personas que se acerquen hasta el camión sanitario. La organización desplegará diferentes acciones vinculadas al acceso de diagnóstico, el derecho a la información y la provisión de insumos.

De esta manera se brindará atención ginecológica y diagnóstico de imágenes, más precisamente ecografías y mamografías. La misma es totalmente gratuita y destinada a mujeres, lesbianas, varones trans y no binaries, desde la adolescencia.

Las encargadas de organizar la recepción y atención de cada paciente serán las promotoras de Género, Diversidad y Salud del Evita, posicionándose como agentes fundamentales en la construcción de una salud comunitaria en cada barrio.

Las promotoras armarán “salas de no espera”, con el fin de que, mientras se aguarda el llamado para la atención médica, los pacientes puedan participar de charlas, talleres, juegos y espacios de recreación que otorguen información y permitan reflexionar sobre diversas temáticas que hacen a la salud sexual integral.

Las actividades que se realizarán en las salas de no espera son: el derecho a la información fehaciente y actualizada; prevención en violencia de género; erradicación de la discriminación; justicia menstrual; educación sexual integral; crianzas libres; lactancia; derecho al goce; y atención al consumo problemático de sustancias.

Desde el Frente de Mujeres del Evita explicaron: “Históricamente, el sistema médico hegemónico no ha sabido ni querido diferenciar entre sexo y género, en tanto el primero es indicador de diferentes factores de riesgo o la necesidad de otro tratamiento frente a una misma patología, y el segundo como determinante de diferentes posibilidades de acceso a la atención sanitaria o impacto de las discriminaciones sociales y dificultades económicas en la salud”.

Por esta incomodidad que genera en las mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries a la hora de recibir atención ginecológica, Mujeres Evita buscará romper esa distancia entre profesionales de la salud y las necesidades de pacientes, contribuyendo a un mayor confort en un asunto tan íntimo como lo es la sexualidad y los cuidados al respecto, luchando por una salud sexual y reproductiva comunitaria y accesible para todos, todas y todes.

Una vez finalizada su misión en territorio porteño, visitará otros distritos del AMBA durante un mes, para luego continuar viajando por todo el territorio nacional.