Sociedad

Cacerolas porteñas le dijeron no a la reforma previsional

Al caer la noche del lunes, y también la del martes, cientos de personas se juntaron en diferentes barrios porteños para mostrar su desagrado e indignación ante la reforma votada que quitará dinero de los haberes de jubilados, discapacitados y beneficiados de la AUH.

Foto: Es fotografía
Foto: Es fotografía

En pleno debate y entrada la noche del lunes, tras una tarde cargada de incidentes, hechos de violencia y represión, las redes sociales comenzaron a llenarse de videos donde podía verse los vecinos reunidos en distintos puntos de la Capital Federal protestando contra la norma, cacerola en mano.

Las más numerosas se llevaron adelante frente al Departamento Central de la Policía Federal, en el Monserrat, y en cercanías de la Quinta Presidencial de Olivos.

Pero casi todos los barrios porteño se sumaron al reclamo contra la reforma previsional que estaba siendo debatida en esos momentos. Entre ellos los barrios de Colegiales, Floresta, Parque Chas, Flores, Almagro, Boedo, Villa Urquiza, San Telmo, Chacarita, Villa Soldati, Villa Crespo, Belgrano, Barracas, Palermo, Núñez, Mataderos, San NicoláS, Balvanera, Caballito, San Cristóbal, Recoleta, La Paternal, en la zona de Plaza de Mayo.

Aunque con menor medida, el martes se produjo otra concentración espontánea, tras aprobarse la ley y luego de que el presidente Mauricio Macri salió a hablar en una rueda de prensa.

“No hay ninguna razón para creer que un grupo a través de la violencia va a imponer sus ideas o que a partir de la violencia va a desestabilizar el funcionamiento democrático en nuestro país’, expresó el mandatario al mediodía.

Asimismo, consideró: “Toda esa violencia que vimos estuvo claramente orquestada”.

Así, la reforma previsional fue defendida por el Presidente quien asegura que le garantiza a los jubilados “durante los próximos años una fórmula que los defienda del peor mal que han sufrido, que es la inflación, contra la cual estamos luchando”.