Política

Buscan penalizar la reventa de entradas

Se trata de una iniciativa que surge de los clubes. De convertirse en ley, las multas a los particulares van de 2 a 30 mil pesos, más arresto de dos a veinte días. Si el delito es del personal de la organización será de 10 a 50 mil pesos y arresto de hasta un mes.

Debaten un proyecto para prohibir la venta de entradas.
Debaten un proyecto para prohibir la venta de entradas.

Un proyecto que busca penalizar la reventa de entradas fue presentado en el Salón Presidente Perón presidida por el vicepresidente primero de la Legislatura Cristian Ritondo (Pro).

“Este proyecto de ley termina con la extorsión, especulación y reafirma el esfuerzo de las instituciones para que las entradas tengan un precio accesible”, expresó Ritondo.

El proyecto ingresará a la Comisión de Justicia, presidido por Francisco Quintana (Pro) y luego pasará a la Comisión de Asuntos Constitucionales, que preside el legislador Helio Rebot (Pro).“Es un proyecto bienvenido por la Legislatura y todos los diputados de esta Casa”.

Según Ritondo, el sistema de reventa de entradas “es de vivos que perjudica a los amantes del fútbol y deporte”.

Para el titular de la AFA, el fenómeno de la violencia “como la reventa de entradas, no está avalada por los dirigentes y clubes, sino que somos víctimas”. Y agregó: “en nombre de AFA agradezco la repercusión y atención”.

El fiscal general de la Ciudad, Martín Ocampo, manifestó: “la actual redacción del Código Contravencional es ineficiente para la persecución criminal de estas conducta porque se perseguía la reventa si ocasionaba aglomeración y desorden en los clubes”. Con esta modificación, informó: “se penaliza la conducta de quien vende entradas de protocolo, invitaciones de los clubes y la aglomeración es un agravante”.

“Con esta norma atacamos de lleno el sistema de financiación de los violentos porque aborda íntegramente la problemática de la reventa”, puntualizó el fiscal general.

Para el presidente de la Comisión de Justicia, el proyecto “es una herramienta para la fiscalía y clubes” y añadió: “Su intención es que sea tratado como tabla y aprobado antes de fin de año”.

Ante el cuestionamiento por la responsabilidad de los dirigentes por la violencia en el fútbol, Luis Segura expresó: “son productos de malas prácticas”, pero aseguró: “no la propiciamos; somos víctimas”.

Asimismo, Daniel Angelici, presidente de Club Atlético Boca Juniors dijo: “es una iniciativa que dice cómo erradicar a los violentos y que las familias vuelvan a las canchas”. Asimismo reclamó: “una Ley Nacional del Deporte. Espero que el Congreso de la Nación apruebe una ley similar a ésta. Erradicaremos a los violentos, que son muy pocos, para que las familias vuelvan a los estadios”. En tanto, el presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, destacó: “con la reventa vivimos una extorsión permanente. Lo mismo pasa con las entradas truchas, que salen a la venta varios días antes de la emisión oficial. Sabemos quienes las emiten y presentamos las denuncias pertinentes”. Angelici y D’Onofrio solicitaron la aprobación de otras leyes complementarias como prohibición de “trapitos” y regulación de la venta ambulante en inmediaciones de los estadios.

Finalmente, el presidente de Independiente, Hugo Moyano, señaló: “los clubes son presos de la reventa y los socios sufren sus consecuencias”. Moyano, coincidió con su par de Racing Club, Víctor Blanco, para que esta iniciativa sea imitada en toda la provincia de Buenos Aires.

Además, se estuvieron los legisladores del Pro Raquel Herrero, José Acevedo, Enzo Pagani, Oscar Moscariello, Agustín Forcieri y Juan Nosiglia (Unen).
El objetivo es modificar el artículo 91 del anexo de de la Ley número 1.472, para sancionar la reventa y venta de entradas no autorizadas de entradas de espectáculos, en eventos culturales y deportivos.

“Quien revenda, por cualquier medio, una o más entradas para un espectáculo masivo, artístico o deportivo, será sancionado con multa de dos mil a $30 mil y de 2 a 20 días de arresto. Si estas conductas fueran cometidas por cualquier persona responsable de la organización, será sancionado con multa de 10 mil a $50 mil y 3 a 30 días de arresto”, establece el proyecto de ley en su artículo 1º.

En su artículo 2º dice: “si estas conductas alteraren al orden público, la multa será de 20 mil a “100 mil y arresto de 6 a 60 días”.

La iniciativa también contempla que quien “venda, reserve u oculte localidades en espectáculos públicos en infracción a las normas que reglamenten la actividad, será sancionado con multa de 25 a 2500 unidades fijas, y decomiso de entradas”.

Actualmente, el Código Contravencional no prevé la reventa como un delito en sí mismo, sino que lo hace en casos donde haya aglomeraciones, desórdenes o incidentes. Tampoco considera la venta de entradas no autorizadas en función de cortesía o protocolo. Sin embargo, la reventa está incorporada dentro del Código de Faltas en el artículo 5.1.7, dentro del acápite “Maniobras con entradas” que incluye vender, ocultar o reservar.