Género

AMMAR reclama la ley de trabajo sexual autónomo

Por ello, en el marco del Día del Trabajo AMMAR entregará boletas de Monotributo por el valor de un servicio sexual como una forma de sensibilizar acerca de que el Trabajo Sexual también es un trabajo.

Buscan visibilizar la problemática.
Buscan visibilizar la problemática.

En el marco del Día Internacional del Trabajador, la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR CTA) realizará la entrega de boletas de Monotributo a periodistas, líderes de opinión, políticos y otras figuras de diversos ámbitos con la facturación de un servicio sexual.

El objetivo de la campaña es que se entienda que el trabajo sexual es como cualquier otro trabajo y que las mujeres trabajadoras sexuales son sujetos de derechos.

La acción refuerza la lucha de AMMAR por una ley que regule el Trabajo Sexual Autónomo y otorgue a las Trabajadoras Sexuales derechos como a cualquier miembro de la clase trabajadora.

Al respecto, la secretaria General de AMMAR, Georgina Orellano, explica: “A muchos quizá les parezca sorpresivo recibir una boleta con un servicio sexual, pero buscamos de esta forma eliminar el gran estigma que existe hacia nosotras y nuestro trabajo, queremos que nos vean como mujeres trabajadoras ya que quienes lo ejercemos somos mayores de edad y sujetas de derechos, organizadas para mejorar nuestras condiciones laborales”.

Asimismo agregó: “Como parte de esta lucha, formamos parte de la C.T.A. (Central de Trabajadores de Argentina) y participaremos este 1ro de mayo en el acto que dicha organización realiza en el Estadio Luna Park en conmemoración por el Día del Trabajo. Porque somos un colectivo de trabajadoras. Trabajadoras sexuales”.

Desde AMMAR reclaman una legislación más clara sobre su actividad, que garantice sus condiciones sociales para desarrollarse como seres humanos. Además, piden que se les reconozca el derecho a elegir su vida y estar en igualdad de condiciones con la clase trabajadora; promover a la incorporación de los/las trabajadores/as sexuales a los sistemas previsionales y asistenciales y acceso a la educación y a la salud integral; y el ejercicio libre del trabajo sexual, la organización sindical y la seguridad social.

La Asociación busca, además, contribuir a la defensa de los derechos humanos, disminuir la precarización laboral, la violencia institucional y a aportar a la maduración política en el debate sobre Trabajo Sexual.

ACERCA DE AMMAR CTA

AMMAR CTA es la Asociación que reúne a las trabajadoras sexuales del país, con el objetivo de defender, promover y hacer respetar sus derechos humanos y laborales a partir del auto-reconocimiento. El Proyecto AMMAR se fundamenta en la importancia de la auto-organización de un sector de mujeres y busca fortalecer a quienes la integran mediante la defensa de la libertad laboral, el conocimiento y ejercicio de sus derechos humanos y la generación de estrategias para el cuidado de su salud integral. En 1995 forma parte del núcleo fundacional, junto a otros gremios, de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA de los Trabajadores) donde continúa hasta la actualidad y desde 1997 integra la Red de Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (RedTraSex). www.ammar.org.ar

ACERCA DE LA LEY DE TRABAJO SEXUAL

La Ley prevé en sus artículos que rija a nivel nacional. Considera al trabajo sexual como “la actividad voluntaria y autónoma de ofrecer y/o prestar servicios de índole sexual a cambio de un pago para beneficio propio” y destaca que el trabajo sexual debe ser ejercido por una persona mayor de edad y con habilitación. Al mismo tiempo propone la generación dentro del ámbito del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación de una dependencia a la que denomina “Oficina Nacional de Protección del Trabajo Sexual” la que va a estar integrada por hasta tres representantes de organizaciones vinculadas al sector, cuyas funciones son, entre otras: asesorar a los poderes ejecutivos nacionales, provinciales y municipales en materia de trabajo sexual, velar por el cumplimiento de la ley y promover a la incorporación de los/las trabajadores/as sexuales a los sistemas previsionales y asistenciales y acceso a la educación. Al mismo tiempo, dicho organismo será el encargado de otorgar la habilitación para el ejercicio del trabajo sexual.

También la Ley prevé un sistema de habilitación y credenciales con un certificado técnico habilitante que se consigue por medio de un curso de capacitación, el mismo incluye nociones básicas de derechos humanos, derecho constitucional, derecho laboral y derecho penal, prevención de adicciones, salud sexual e infecciones de transmisión sexual.

Y, al mismo tiempo, define los deberes y obligaciones de todo/a trabajador/a sexual entre los que se destacan: poseer la habilitación, realizar el curso habilitante y, entre los derechos, el ejercicio libre del trabajo sexual, la organización sindical y la seguridad social, entre otros.