Sociedad

Abrazo simbólico para conservar los terrenos de una escuela

La comunidad educativa de una escuela de Caballito para realizó el reclamo para que la Ciudad no ceda esos terrenos a la Iglesia.

La comunidad defiende su espacio.

La comunidad educativa de la Escuela Primera Junta y del Jardín Margarita Ravioli de Caballito defienden un terreno escolar que quieren donar al Arzobispado porteño.

Este miércoles fue la Audiencia Pública en la Legislatura porteña convocada en el marco del tratamiento del proyecto N° 897/15, que transfiere el dominio a título gratuito de 18 terrenos de la Ciudad Buenos Aires al Arzobispado porteño.

Ente ellos se consignan los 2.447 metros cuadrados que ya ocupa la Capilla Caacupé, pero un croquis anexo que grafica la parcela cedida incluye también otros 495 como parte de la misma medida, y deja abierta la duda sobre 690 metros cuadrados adicionales consignados como una parcela aparte, a pesar de que forman parte de los terrenos de la escuela.

En los 495 metros en disputa se levanta desde 2004 una “construcción irregular” realizada por la institución religiosa para dotarse de un salón de usos múltiples, mientras que la parcela individual de 690 metros es ocupada actualmente por la escuela, y la cooperadora escolar tiene planeado crear allí una huerta y un polideportivo.

“¡Porque no pueden ni deben ni van a regalar ni un solo metro cuadrado de la Escuela Pública!”, fue la consigna de esta movilización que se concentró en Rivadavia y Campichuelo, y durante una hora produjo el corte de cuatro de los cinco carriles de la avenida.

“La escuela está dentro de una manzana que tiene dos subparcelas, una asignada al Primera Junta y otra a la Capilla. La Iglesia obtuvo en el año 1983 una cesión perentoria por 20 años del terreno que ocupa la parroquia, que se venció en el 2003. Y desde entonces, la cooperadora inició acciones para que se regularice su situación”, explicó a Télam Marcos Besada Moreno, padre de dos niños que asisten a la escuela y al jardín.

“No encontramos eco y en el 2005, sobre una parcela que pertenece a la escuela, Caacupé construyó un salón de usos múltiples que es totalmente irregular”, explicó.

Pero además, “hay un espacio donde está la huerta y se planea construir un futuro SUM (salón de usos múltiples) de la escuela”, de 690 metros cuadrados, cuya situación no queda clara en el croquis de la ley.

“Hay demasiadas incertezas e impericias en el texto de la ley porque se habla de 2.447 metros cuadrados, lo que coincide con la ordenanza vencida en el 2003, pero hay dos cosas que llaman a la duda: las medidas del croquis no dan 2.500 sino cerca de 3.000 metros cuadrados, y cuando uno lo superpone digitalmente con el plano satelital, ahí es donde se avanza también sobre la huerta de la escuela”, explicó.

Besada Moreno aclaró que la movilización de la comunidad educativa “no es nada contra la Iglesia”, sino “en defensa de la escuela pública”

“La misma comunidad de la escuela es la del Junta, y esto genera una rispidez. Nosotros estamos de acuerdo con que se le asigne definitivamente a Caacupé el espacio que se le otorgó en 1983, pero el resto es de la escuela”, sostuvo el hombre.

Por otro lado, negó que se trate de terrenos “innecesarios” para la gestión de la Ciudad como dice el proyecto de ley, porque “se le está dando uso y son parte del proyecto pedagógico de la escuela”.

En la manifestación hubo representantes también de la Unión de Trabajadores de la Educación, quienes manifestaron su apoyo al reclamo de la comunidad educativa y se comprometieron a participar mañana de la audiencia pública.