Género

A cinco años del #niunamenos

El patriarcado volvió a ser empujado con fuerza cuando miles de mujeres indignadas por la violencia machista, dieron inicio a la histórica movilización que teñida de violeta fue un antes y un después en la vida del feminismo. Aumentó un... Leer más »

El patriarcado volvió a ser empujado con fuerza cuando miles de mujeres indignadas por la violencia machista, dieron inicio a la histórica movilización que teñida de violeta fue un antes y un después en la vida del feminismo. Aumentó un 39% el pedido de ayuda por violencia de género durante el COVID-19.

Sin embargo, en el marco de la pandemia , la cuarentena y el encierro,  miles de mujeres y niñas, se ven afectadas por la profundización de situaciones desiguales como la violencia de género, las barreras en el acceso a los derechos sexuales y reproductivos, y la sobrecarga en las tareas de cuidado.

Al respecto, Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina consideró que: “En una situación de tal emergencia sanitaria, la cuarentena es necesaria para evitar muertes y salvar vidas. Sin embargo, son fundamentales políticas públicas efectivas para proteger a las mujeres y niñas que se ven expuestas ante un problema de derechos humanos que requiere una proactiva y urgente intervención del Estado”.

En este sentido, según el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad el 70% de los femicidios son cometidos por parejas o ex parejas y sucede en las propias casas de las mujeres y aumentó un 39% el pedido de ayuda por violencia de género durante el COVID-19.

A esto se suma que la posibilidad de pedir ayuda o denunciar, ya era difícil por múltiples motivos en condiciones normales, y ahora esos riesgos se potencian, ya que las mujeres cuentan con menos herramientas para denunciar.
Asimismo Amnistía Internacional denuncia que ha relevado testimonios de mujeres y jóvenes que han visto interrumpidos sus tratamientos anticonceptivos debido a las restricciones de circulación, que son más severas en algunas jurisdicciones que otras.A ello que se suma el temor de acudir a los servicios de salud. Además el misoprostol se distribuye de forma irregular y organizaciones de la sociedad civil han denunciado faltante de ese medicamento en algunas provincias durante la pandemia.

“Este nuevo aniversario del #NiUnaMenos nos encuentra más unidas que nunca. El contexto actual, lejos de demorar, acelera la necesidad de promover medidas para proteger los derechos de las mujeres. Con la apertura de sesiones del Congreso, el debate por el aborto se impone como una de las agendas pendientes para este 2020”, agregó Mariela Belski.