Sociedad

Traslado de 60 familias fuera del camino de sirga del Riachuelo

"La Ciudad continúa relocalizando familias asentadas junto al Riachuelo". El presidente del Instituto de Vivienda (IVC), Emilio Basavilbaso, anunció la finalización de la segunda etapa de reubicación de la villa 21-24, concretando el traslado de 60 familias a viviendas formales fuera del Camino de Sirga.

Finalizó la segunda etapa del plan de relocalización.
Finalizó la segunda etapa del plan de relocalización.

 

El presidente del Instituto de Vivienda (IVC), Emilio Basavilbaso, anunció la finalización de la segunda etapa de reubicación de la villa 21-24, concretando el traslado de 60 familias a viviendas formales fuera del Camino de Sirga de la Cuenca Matanza Riachuelo.

Un equipo multidisciplinario del IVC, que incluyó asistentes sociales, psicólogos y el personal de campo que ha estado acompañando a las familias durante los últimos meses, efectivizó el traslado de 60 familias y la posterior demolición del sector del asentamiento ubicado sobre el meandro de Brian.

Basavilbaso destacó la importancia de contar con el consenso de las familias de la villa 21-24 para esta etapa del proceso así como el entusiasmo de padres e hijos por la mudanza al nuevo barrio.

“Hoy siento que empieza una nueva vida para nuestra familia, mis hijas y mis nietos hoy se mudan a su propia casa pero seguimos cerca, ahora como vecinos”, manifestó Bernarda, quien fue trasladada de una unidad de 40 metros cuadrados, dónde habitaba junto a sus 2 hijas y 5 nietos, a 3 departamentos separados en el nuevo complejo de viviendas.

Las familias fueron reubicadas en el conjunto habitacional denominado “Padre Mugica”, ubicado en Avenida Castañares y General Paz, Mataderos. Los nuevos departamentos constan de 3 o 4 ambientes y su distribución buscó priorizar la ubicación de hogares multifamiliares en distintas unidades funcionales para su pleno desarrollo social.

En un plan de inserción comunitaria al nuevo barrio, el IVC trabajó junto a las familias a través de distintos talleres grupales dónde se brindó capacitación sobre características de las nuevas viviendas, utilización de los servicios básicos y ubicación de medios de transporte, escuelas y centros de salud de la zona.

En un operativo de 48 horas de trabajo, el IVC llevó adelante un detallado plan de logística que incluyó el armado de una base de operaciones en Iguazú 1835 para el rotulado de camiones de mudanza, el cuidado de menores durante el traslado y el transporte para cada grupo familiar junto a sus pertenencias.

Inmediatamente después de la partida de cada familia se efectuó la demolición de la casilla correspondiente, garantizando de esta manera la liberación de la zona y dando paso a las fuerzas de seguridad que custodiarían el sector.

Formaron parte del operativo más de 300 agentes de seguridad entre Policía Federal, Gendarmería, Bomberos y Policía Metropolitana.

En el marco del trabajo de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), y a cuyos términos adhieren los gobiernos de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el IVC tiene bajo sus competencias la relocalización de familias provenientes de asentamientos informales que se encuentran dentro del límite físico de distancia con el Riachuelo establecido judicialmente.