Propuesta para frenar las moles de cemento en Belgrano y Núñez

La Legislatura porteña dio este jueves una primera sanción a la ley que frena las futuras construcciones de torres en dos polígonos de los barrios porteños de Belgrano y Núñez, en el norte de la Ciudad de Buenos Aires. Esto se da en respuesta a los reclamos vecinales contra la ola de edificaciones en altura en zonas residenciales. La idea de este proyecto es generar un freno a las moles de cemento en los barrios de la Comuna 13.

La Legislatura de la Ciudad aprobó en primera lectura un proyecto que procura mantener el paisaje y la arquitectura en la Comuna 13. Deberá debatirse en Audiencia Pública.

La nueva legislación fue propuesta por vecinos de ambos barrios y quedó formalizada en un proyecto de la diputada Manuela Thourte (UCR) y otros legisladores de su bancada. Luego el tema se analizó en la Comisión de Planeamiento Urbano, que preside Daniel Del Sol (VJ), donde se incorporaron propuestas del FdT.

Se trata de modificar disposiciones del Código Urbanístico para preservar la identidad barrial de Belgrano y Núñez desde lo paisajístico, patrimonial y arquitectónico.

 

Límites para las nuevas construcciones de Belgrano y Núñez

En el caso de Lomas de Núñez se establecerá una limitación de altitud para las construcciones edilicias, que no podrán superar los 9 metros. En Nuevo Belgrano, en tanto, se dispondrán limitaciones para impedir el levantamiento de grandes torres y sólo permitir viviendas colectivas en las parcelas superiores y mayores.

Lomas de Núñez está delimitado por el polígono que forman el eje de la calle Vedia, vías del FFCC Mitre, el eje de la calle Vilela y el eje de la calle Cuba hasta su intersección con el eje de la calle Vedia. Un total de casi 36 hectáreas o manzanas.

Barrio Nuevo Belgrano queda comprendido entre las calles Monroe, Ramsay, Cazadores, Mendoza, Dragones, Juramento, Húsares, Echeverría, Ramsay y Sucre. Un total de 27 manzanas.

Se busca la edificación sustentable, conservación de la cota de barranca, retiro de frentes de 3 metros, preservación de los centros libres de manzana.

Además, se orienta al cuidado de las especies arbóreas, la preservación patrimonial e histórica, prohibición de publicidad en la vía pública que genera contaminación visual y la prohibición de «englobamiento» de parcelas.

En primera lectura el proyecto fue aprobado por 31 votos positivos de Vamos Juntos, UCR y Socialistas. Hubo 5 votos negativos de Consenso Federal y La Libertad Avanza. El Frente de Todos y el Frente de Izquierda se abstuvieron de votar.