Uber desató la polémica en la Ciudad

El funcionamiento de Uber, la APP que en su primer día de convocatoria en la ciudad de Buenos Aires logró la adhesión de cinco mil personas, fue creada en Estados Unidos y ya llegó a 400 ciudades.

La idea de esta aplicación es conectar solamente con internet y el GPS del celular, a pasajeros y conductores y ofrecer tarifas más bajas.

El sistema se basa en el carpooling (un sistema para compartir autos) pero que en este caso no es gratuito, sino que conecta a personas que precisan viajar con conductores particulares que se asocian a Uber y cobran por el servicio.

De todas formas, las tarifas son más bajas que las de los taxis tradicionales y ese es uno de los puntos en los que la compañía basa su expansión.

El sistema usa la ubicación GPS del teléfono y la de los conductores disponibles, y a través de la conectividad con internet asigna automáticamente al auto más cercano. Para ser parte de la empresa, los conductores no precisan tener pagar la licencia de taxi, como ocurre con el servicio convencional.

Quien precisa el viaje, sólo necesita indicar el punto de partida y llegada, y el sistema muestra un costo estimado.

Otra de las ventajas que publicita la compañía en su sitio web es que Uber no requiere el manejo de dinero efectivo, ya que se puede pagar con una tarjeta de crédito que se ingresa en la aplicación.

En algunas ciudades también permite pagos en efectivo y se envía el recibo «por correo electrónico», promete la empresa en su página web desde donde asegura viajes «de bajo costo hasta premium»